Los sitios de OCU
Informe

Servicios funerarios: morir sale caro

1 enero 2011
Servicios funerarios: morir sale caro

En la vida hay que pagar hasta por morirse... y no resulta precisamente barato. Si sumamos los costes del velatorio, el ataúd, el sepelio o la incineración, además de las flores o las esquelas, entre otros, el precio se puede disparar. ¿Es útil tener un seguro de decesos? ¿Se pueden cubrir los gastos con el seguro de vida? ¿Hay diferencias de servicio y precio entre las comunidades autónomas? Aquí contestamos a estas y a otras preguntas.

El seguro de decesos, cómodo pero caro

Con un seguro de decesos, el fallecido se asegura de que los gastos de los servicios funerarios quedan cubiertos (aunque algunos sólo cubren un porcentaje).

Los familiares de los fallecidos valoran bien este tipo de seguro; resulta muy cómodo. Sin embargo, desde la OCU desaconsejamos los seguros de decesos, ya que el valor acumulado de las primas pagadas muchas veces supera el coste real del sepelio. Como alternativa, los familiares podrían usar el dinero de un seguro de vida del fallecido para hacer frente a esos gastos, aunque en este caso su percepción no es inmediata.


Contenidos relacionados

Al servicio de 345.000 socios.