Informe

Niños seguros en el agua

8 julio 2013
Niños seguros en el agua

Los ahogamientos de niños pequeños vuelven a ser noticia. Bastantes accidentes podrían haberse evitado si el niño supiera nadar y hubiese estado vigilado por un adulto. El mensaje es claro: apunta a tus hijos a natación. Y no confíes en los juguetes acuáticos: no son elementos de seguridad.

Enseña a nadar a los niños

Cada año fallecen ahogadas en nuestro país alrededor de 500 personas, ya sea en piscinas, en el mar, en ríos o pantanos, la gran mayoría menores de edad. De hecho, es la segunda causa de accidentes mortales en menores de 18 años. Este año 2013 no parece que vaya a ser una excepción: en las primeras semanas del verano ya ha habido varios accidentes con resultado mortal. Muchas de estas situaciones podrían haberse evitado. ¿Cómo?

  • Nunca es pronto para enseñar a un niño a nadar. La edad ideal para apuntarle a un curso es entre uno y cuatro años. No es raro que un pequeño aprenda antes a nadar que a andar.
  • Pero aun cuando el niño sepa nadar, debe haber siempre un adulto vigilándole constantemente, dentro y fuera del agua. Será el quien le indique que no puede correr y jugar en el bordillo de una piscina, ya que podría golpearse y caerse al agua.
  • Tampoco es mala idea que los padres se apunten a un curso de primeros auxilios: en caso de ahogamiento, el tiempo es primordial; sobre todo si es necesario realizar operaciones de reanimación.


Contenidos relacionados

Calculadoras
Al servicio de 345.000 socios.