Noticias

Lidl, condenada por publicidad engañosa

27 mayo 2010
Lidl, condenada por publicidad engañosa

Lidl ha sido condenada a retirar publicidad engañosa en Alemania tras una denuncia promovida por organizaciones de consumidores y ONG. La decisión judicial, la primera victoria de este tipo en Europa, confirma que la empresa es legalmente responsable por sus promesas acerca de condiciones de trabajo justas.

La cadena de descuento alemana Lidl, a raíz de una denuncia interpuesta por organizaciones sociales, ha retirado recientemente en Alemania una publicidad engañosa en la que se afirmaba que en la elaboración de productos textiles de venta en Lidl, procedentes de Bangladesh, se respetaba el derecho de los trabajadores. La denuncia por publicidad engañosa fue presentada el pasado 6 de abril por la organización Verbraucherzentrale (Organización de Consumidores de Hamburgo) contra Lidl; y se resolvió rápidamente constituyendo un éxito para las organizaciones de defensa de los derechos laborales. Lidl formalmente aceptó no volver a proclamar condiciones de trabajo justas en su publicidad.

La denuncia fue apoyada por la Campaña Ropa Limpia de Alemania (CRL Alemania) y el Centro Europeo para los Derechos Humanos y Constitucionales (ECCHR por sus siglas en inglés). Ambas organizaciones aportaron pruebas que demostraban que en las fábricas textiles de Bangladesh suministradoras de Lidl los trabajadores han sufrido graves violaciones de sus derechos laborales, incluidas horas extraordinarias excesivas con una compensación escasa y poco transparente, deducciones en las nóminas como castigo, prohibición de sindicatos, y discriminación por razón de género. Estas condiciones de trabajo violan las Convenciones de la Organización Internacional del Trabajo, el código de conducta del BSCI y las obligaciones en materia de responsabilidad social auto-impuestas por Lidl.

Después de negarse durante un tiempo a cambiar sus afirmaciones, Lidl tendrá ahora que corregir su publicidad, y, además, no podrá utilizar su pertenencia a la iniciativa corporativa Business Social Compliance Initiative (BSCI) en sus folletos publicitarios. El BSCI es una iniciativa europea en materia de Responsabilidad Social en las cadenas de suministro mundiales.

La cadena Lidl fue uno de los supermercados que la OCU analizó en la encuesta ética de supermercados.


Al servicio de 345.000 socios.