Nota de prensa

El bus urbano no está a la altura: encuesta a los usuarios

29 noviembre 2011
El bus urbano no está a la altura: encuesta a los usuarios

Más de 4.000 ciudadanos critican la impuntualidad, el trazado, la escasa frecuencia y la saturación de los autobuses urbanos.

Madrid, 29 de noviembre de 2011. La OCU ha realizado una encuesta a 4.216 personas que dan su opinión sobre el autobús urbano en 33 ciudades españolas. Una de las primeras conclusiones de la encuesta es que los usuarios prefieren el transporte privado en más de la mitad de las ciudades analizadas. Afirman que los puntos negros del autobús urbano son su escasa frecuencia, el trazado de la ruta, el exceso de pasajeros y la falta de puntualidad. La nota media de las ciudades apenas alcanza un 6. La encuesta se publica en la revista OCU-Compra Maestra del mes de diciembre.

Los usuarios prefieren el transporte privado

A pesar de ser más caro, muchos usuarios siguen prefiriendo desplazarse en transporte privado. El porcentaje del uso del vehículo propio es muy considerable en Málaga, Badajoz y Murcia. Los usuarios encuestados de Madrid, Barcelona, Bilbao y Santa Cruz de Tenerife muestran su preferencia por el metro, el tren ligero o el tranvía antes que el autobús, ciudades estas en las que este tipo de transporte tiene un peso importante.

En otras ciudades como Córdoba, Sevilla, Vitoria, Castellón de la Plana, Barcelona, Valencia, Zaragoza y Albacete, hay un sensible porcentaje de usuarios que se desplaza en bicicleta. Por el contrario, en ciudades como Madrid el porcentaje es mínimo.

Los de Castellón y Santiago, los más insatisfechos

Respecto al grado de satisfacción con el autobús, son los ciudadanos de Gijón y Logroño los más satisfechos. Le siguen los vallisoletanos, albaceteños, burgaleses, bilbaínos y pamplonicas.

En el otro extremo, los usuarios de Castellón, Santiago de Compostela, León y Las Palmas de Gran Canaria son los que otorgan una puntuación más baja a sus autobuses.

Buses que no cumplen las expectativas

La OCU se interesó por los motivos de queja más habituales de los usuarios: la escasa frecuencia de paso es la queja más repetida, en general, y es el principal motivo que justifica para ellos no utilizar el autobús urbano. Por otra parte, la falta de puntualidad es lo peor para los usuarios de Madrid, Zaragoza y Albacete, y el mal diseño de la ruta para los de Pamplona y Vitoria.

Otros inconvenientes del autobús son señalados por los usuarios:

  • el estado de la parada en Santiago de Compostela, Santa Cruz de Tenerife, Alicante, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, La Coruña y Lérida.
  • la falta de asideros para agarrarse en La Coruña, Lérida y Madrid.
  • la incomodidad de los asientos en Castellón y Córdoba.

Otro motivo de queja de los usuarios es el exceso de pasajeros. Un 25% de los encuestados de Palma de Mallorca, Sevilla y Santander afirma que tienen que dejar pasar un autobús porque va lleno. El 40% de los zaragozanos, granadinos y santanderinos afirman que se “agobian” dentro de autobús por el hacinamiento y, el 60% de los granadinos, barceloneses, madrileños, santanderinos y malagueños no pueden sentarse, durante todo el trayecto.

El servicio nocturno no escapa a las críticas. En Alicante, Sevilla y Oviedo se quejan de que el alcance de la ruta es muy limitado e inseguro. Barcelona y Madrid, las dos grandes capitales no se escapan de la mala valoración, la primera aprueba por los pelos y la segunda no llega ni al cinco.

¿Qué mejoraría de su bus urbano?

Por último, la OCU preguntó a los usuarios qué mejorarían. Además de lo ya reconocido, diseño de ruta y frecuencia de paso, los encuestados pedían:

  • Renovar la flota en Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, Alicante, Córdoba, Granada, Vitoria, Castellón, Burgos, Salamanca, Tarragona, Lérida, León, Cádiz y Santiago de Compostela. 
  • Aumentar la información disponible en el autobús en Málaga, Burgos, Tarragona, Lérida, León y Cádiz. 
  • Implantar vehículos menos contaminantes en Bilbao, Gijón, La Coruña y Logroño. 
  • Rebajar el precio del billete en Murcia, Valencia y Barcelona.

Las peticiones de la OCU

A partir de estos datos, la OCU solicita a los ayuntamientos un mayor apoyo al transporte público y, en concreto pide que: 

  • Se amplíe la flota de autobuses para evitar exceso de pasajeros y se incremente la frecuencia de paso y cobertura de la red. 
  • Se renueve la flota. 
  • Se creen más carriles exclusivos para el autobús. 
  • No se incremente el precio del billete por encima del IPC. 
  • Se promueva la movilidad sostenible (uso de la bicicleta, peatonalización).


Al servicio de 345.000 socios.