Los sitios de OCU
Primera impresión

Opel Ampera, más chispa que ninguno

10 octubre 2013
Opel Ampera, más chispa que ninguno

El nuevo Ampera combina un motor de gasolina con otro eléctrico, que en esta ocasión es el principal, y que combinados otorgan al coche hasta 710 km de autonomía. Revelamos los puntos fuertes y débiles de esta revolucionaria apuesta de Opel.

El Opel Ampera es hasta ahora el único coche del mercado que funciona gracias a la combinación de unas baterías eléctricas y un motor de gasolina de 4 cilindros que solo entra en funcionamiento cuando se le agota la chispa.

El coche ha superado con nota nuestras pruebas. Este modelo híbrido destaca por la calidad en su conjunto, por su tecnología revolucionaria y por haber obtenido unos resultados óptimos en materia de seguridad.

Con una carrocería equilibrada, el Opel Ampera proporciona un confort excepcional al recorrer largas distancias y una conducción agradable. El coche monta un motor de gasolina de 4 cilindros que funciona como extensor de autonomía de las baterías. El concepto es pionero en un automóvil que tiene un precio de 38.300 euros, mientras que el Chevrolet Volt, un modelo muy similar, cuesta algo más de 40.000 euros.

En nuestra prueba, el Ampera garantizó más de 700 kilómetros de autonomía, aunque dependerá del tipo de conducción que podamos recorrer más o menos distancia.

 

 

Así es el Opel Ampera

Modelo analizado

  • Opel Ampera.
  • 5 puertas, potencia 150 cv, cilindrada 1398 cc.
  • Maletero convencional y con asientos abatidos, respetivamente, de 270 y 595 litros.
  • Consumo medio en los primeros 100 kilómetros: 12,2 kWh y 1,4 litros de gasolina.
  • Coste por kilómetro: 0,43 euros.
  • Precio: € 38.300 euros.

Puntos fuertes

  • Suspensión.
  • Funcionalidad del motor y caja de cambios.
  • Buena autonomía: conducido con moderación, se pueden recorrer 710 kilómetros sin recargar la batería.

Puntos débiles

  • Consola central sobrecargada.
  • Escasa visibilidad trasera.
  • Cuatro plazas (solo dos detrás).
  • Maletero pequeño.
  • Precio muy elevado.

Potentes baterías

Las baterías cargadas garantizan una autonomía de 40 a 80 kilómetros sin quemar combustible, con un consumo de 17,4 kWh/100 kilómetros. Cuando estas baterías llegan a su nivel mínimo, el motor de combustión del Opel Ampera despierta para gastar apenas 5,5 litros de gasolina cada 100 km. Y es que el Ampera tiene el motor eléctrico como soporte principal y el de combustible funciona como un generador de energía para aumentar la autonomía. El sistema combina baterías de litio y térmicas, con lo que se elimina la preocupación por encontrar un punto de recarga en un momento puntual. En cualquier caso, recargar las baterías resulta muy simple.

Múltiples modos de conducir

El Opel Ampera permite cuatro tipos de conducción: normal, sport, montaña y retención de carga:

  • En el modo sport aumenta la sensibilidad del acelerador.
  • En el modo montaña el coche asegura energía para la batería en subidas prolongadas.
  • El modo retención de carga se preserva la electricidad de las baterías y se activa el generador de gasolina.

Dentro del vehículo, impresiona el salpicadero, repleto de información aunque poco práctico. Los pedales están bien colocados y el botón de arranque se muestra claramente visible en la consola central.

Visibilidad mínima

La visibilidad por la parte de detrás en muy escasa en el Ampera, aunque el coche tiene cámara trasera y sensores de estacionamiento tanto detrás como delante. Como consecuencia de ello, el espejo retrovisor interior apenas ofrece utilidad. Se trata de un modelo que interiormente resulta amplio, aunque la enorme consola central da sensación de menos espacio.

En los asientos traseros solo hay hueco para dos pasajeros y la batería limita la capacidad de carga del maletero.

La suspensión del Opel Ampera resulta bastante equilibrada y confortable para las distancias largas. A una velocidad elevada medimos 68,4 decibelios en el interior del coche: bueno, pero no excepcional. Cuando entra en juego el motor de gasolina, la sonoridad aumenta, pero sin incomodar.

La suavidad es la nota dominante en este modelo de Opel y su motor eléctrico produce cero vibraciones.

La dirección es muy eficiente y precisa y el coche, en general, demuestra un gran comportamiento. El Ampera es capaz de acelerar de 0 a 100 en 9 segundos, y a esta velocidad necesita 38 metros para detenerse por completo.

Su nivel de emisiones es de 102 g/km, un buen registro comparado con otros modelos de gasolina, pero no destaca especialmente dentro del sector de los híbridos.


Al servicio de 345.000 socios.