Calculadora

Test: ¿Es segura tu cocina?

1
Los huevos deben conservarse a temperatura ambiente.

Los huevos hay que meterlos en la nevera, y mantenerlo allí hasta que se vayan a consumir. En los comercios no se conservan refrigerados para evitar que, al salir del frío y cambiar de temperatura durante el transporte se pudiera condensar la humedad en la superficie y que ese líquido atravesara la cáscara y pasara al interior arrastrando suciedad y microorganismos. Tampoco deben lavarse los huevos.

Los huevos hay que meterlos en la nevera, y mantenerlo allí hasta que se vayan a consumir. En los comercios no se conservan refrigerados para evitar que, al salir del frío y cambiar de temperatura durante el transporte se pudiera condensar la humedad en la superficie y que ese líquido atravesara la cáscara y pasara al interior arrastrando suciedad y microorganismos. Tampoco deben lavarse los huevos.

2
Para descongelar la comida lo mejor es sacarla del congelador y dejarla fuera.

Lo ideal es descongelar el producto en el frigorífico, para no perjudicar a su buena conservación. En caso de urgencia, el microondas o el agua (fría) pueden ser una buena opción.

Lo ideal es descongelar el producto en el frigorífico, para no perjudicar a su buena conservación. En caso de urgencia, el microondas o el agua (fría) pueden ser una buena opción.

3
Al cocinar, hay que usar un cuchillo diferente para cada tipo de alimento.

Para evitar contaminaciones cruzadas hay que usar cuchillos distintos (por ejemplo, uno para preparar la carne y otro para trocear las verduras). Y después de cada uso, lavarlos bien con agua y jabón.

Para evitar contaminaciones cruzadas hay que usar cuchillos distintos (por ejemplo, uno para preparar la carne y otro para trocear las verduras). Y después de cada uso, lavarlos bien con agua y jabón.

4
Un cubo con pedal es el sistema más higiénico para la basura de la cocina.

La basura es un caldo de cultivo idóneo para que proliferen los microorganismos: cuanto más lejos de las manos, mejor. Por eso es preferible un cubo con pedal que uno con tapa que se abra a mano.

La basura es un caldo de cultivo idóneo para que proliferen los microorganismos: cuanto más lejos de las manos, mejor. Por eso es preferible un cubo con pedal que uno con tapa que se abra a mano.

5
Los microorganismos siempre estropean los alimentos.

La presencia de bacterias, mohos y levaduras puede ser normal y no suponer alteraciones. Algunas son incluso necesarias para producir algunos alimentos, como el yogur o el vino. Pero otras veces los microorganismos pueden estropear la comida. No obstante, esto no significa sin más que sean malas para la salud.

La presencia de bacterias, mohos y levaduras puede ser normal y no suponer alteraciones. Algunas son incluso necesarias para producir algunos alimentos, como el yogur o el vino. Pero otras veces los microorganismos pueden estropear la comida. No obstante, esto no significa sin más que sean malas para la salud.

6
La carne fresca es uno de los alimentos más expuestos a los microorganismos.

Carne y pescado son muy vulnerables a los microorganismos que afectan a su calidad y pueden causar infecciones alimentarias. Deben conservarse en la parte más fría del frigorífico. Extreme las precauciones con la carne picada.

Carne y pescado son muy vulnerables a los microorganismos que afectan a su calidad y pueden causar infecciones alimentarias. Deben conservarse en la parte más fría del frigorífico. Extreme las precauciones con la carne picada.

7
La conservación en el frigorífico mata a los microorganismos.

Las bajas temperaturas impiden desarrollarse a los microorganismos presentes naturalmente en la comida, pero no acaba con ellos: de ahí la importancia de consumir rápidamente la comida una vez se haya sacado del frigorífico.

Las bajas temperaturas impiden desarrollarse a los microorganismos presentes naturalmente en la comida, pero no acaba con ellos: de ahí la importancia de consumir rápidamente la comida una vez se haya sacado del frigorífico.

8
Un alimento que se ha descongelado puede volver a congelarse.

Una vez descongelado, el alimento debe consumirse lo antes posible, pues si no es así se convierte en un caldo de cultivo idóneo para la proliferación de microbios, lo que puede provocar problemas. Volver a congelarlo puede ser peligroso. Lo que sí puede hacer sin problemas es descongelar un producto fresco, cocinarlo y después volver a congelarlo.

Una vez descongelado, el alimento debe consumirse lo antes posible, pues si no es así se convierte en un caldo de cultivo idóneo para la proliferación de microbios, lo que puede provocar problemas. Volver a congelarlo puede ser peligroso. Lo que sí puede hacer sin problemas es descongelar un producto fresco, cocinarlo y después volver a congelarlo.

9
No hace falta lavar los alimentos que se van a cocinar (sólo los que se comen crudos).

Lavar toda la comida, no sólo las frutas y verduras, sino también la carne o pescado antes de cocinarla es una práctica higiénica irrenunciable, que reduce la cantidad de microbios presente.

Lavar toda la comida, no sólo las frutas y verduras, sino también la carne o pescado antes de cocinarla es una práctica higiénica irrenunciable, que reduce la cantidad de microbios presente.

10
La parte más fría de la nevera es siempre la de abajo.

La parte más fría de la nevera es la más cercana al congelador: allí debes conservar los alimentos que requieren temperaturas entre 0 y 4°C (carne, pollo, pescado...).

La parte más fría de la nevera es la más cercana al congelador: allí debes conservar los alimentos que requieren temperaturas entre 0 y 4°C (carne, pollo, pescado...).

Resultado


Entre 0 - 4 aciertos:
Tus prácticas en la cocina dejan mucho que desear. Si quieres garantizar la seguridad alimentaria. Te aconsejamos que te fijes atentamente en los contenidos del artículo "Higiene en la cocina".

Resultado


Entre 5 - 7 aciertos:
Debes mejorar algunos hábitos y tomar más precauciones. Sigue de cerca las informaciones que publicamos en www.ocu.org.

Resultado


Entre 8 - 10 aciertos:
¡Muy bien! Tus hábitos en la cocina respetan las normas básicas de higiene. Seguro que la atenta lectura de las publicaciones de la OCU no es ajena a ello.

El presente aviso regula el uso del servicio del portal de Internet "www.ocu.org" que OCU Ediciones, S.A. (con domicilio social en Albarracín, número 21, 28037, Madrid, España; con CIF número A-78602091 e inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 8364, gen. 7286, secc. 3ª, folio 1, hoja 79882-2) pone a disposición de los usuarios de Internet.

Los usuarios se comprometen a utilizar los contenidos puestos a su disposición en el portal, entendiendo por tales, sin que esta enumeración tenga carácter limitativo, los textos, fotografías, gráficos, imágenes, iconos, tecnología, software, links y demás contenidos audiovisuales o sonoros, así como su diseño gráfico y códigos fuente, de conformidad con la ley, especialmente el Texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual aprobada por Real Decreto 1/1996 de 12 de abril, así como con la moral y las buenas costumbres generalmente aceptadas y el orden público, y, en particular, se comprometen a abstenerse de reproducir, copiar, distribuir, poner a disposición o, de cualquier otra forma, comunicar públicamente, transformar o modificar los mencionados contenidos.

El cliente se abstendrá de llevar a cabo cualquier conducta en el uso del portal que atente contra los derechos de propiedad intelectual o industrial de OCU Ediciones, S.A. o de terceros, o que vulnere o transgreda el honor, la intimidad personal o familiar o la imagen de terceros, o que sean ilícitos o atenten a la moralidad, y dejará en todo caso indemne a OCU Ediciones S.A. frente a cualquier reclamación, judicial o extrajudicial que se presente frente a ella como consecuencia de dicho uso.

Los usuarios deberán abstenerse de obtener e, incluso, de intentar obtener los contenidos empleando para ello medios o procedimientos distintos de los que, según los casos, se hayan puesto a su disposición a este efecto o se hayan indicado a este efecto en las páginas web donde se encuentren los contenidos.

Los contenidos son propiedad intelectual de OCU Ediciones, S.A., sin que puedan entenderse cedidos al usuario ninguno de los derechos de explotación que existen o puedan existir sobre dichos contenidos más allá de lo estrictamente necesario para el correcto uso del portal.

Los usuarios reconocen que la reproducción, modificación, distribución, comercialización, descompilación, desensamblado, utilización de técnicas de ingeniería inversa o de cualquier otro medio para obtener el código fuente del portal, transformación o publicación de cualquier resultado, de pruebas, de referencias no autorizadas, de cualquiera de los elementos y utilidades integradas dentro del portal OCU Ediciones, S.A. constituye una infracción de los derechos de propiedad intelectual. En consecuencia, los usuarios se obligan expresamente a no realizar ninguna de las acciones mencionadas.

Los usuarios se abstendrán de llevar a cabo por medio del uso del portal cualquier destrucción, alteración, inutilización o daño de los datos, programas o documentos pertenecientes a OCU Ediciones S.A. o a terceros, así como de introducir o difundir en la Red programas, virus, "gusanos", "Caballos de Troya", o cualquier instrumento o dispositivo físico o electrónico que cause o sea susceptible de causar cualquier tipo de alteración en la Red, en el sistema, o en los equipos de terceros.

Así mismo, todas las marcas, nombres comerciales o signos distintivos de cualquier clase que aparecen en el portal son propiedad de OCU y OCU Ediciones, S.A., sin que pueda entenderse que el uso o acceso al portal atribuya al usuario derecho alguno sobre las citadas marcas, nombres comerciales y/o signos distintivos.

Igualmente, se prohíbe toda reproducción, cita o utilización con fines publicitarios de los artículos de las publicaciones de OCU Ediciones, S.A. o del término "Compra Maestra".

OCU Ediciones, S.A. no será responsable del inadecuado funcionamiento del portal, si ello obedece a labores de mantenimiento, a incidencias ajenas a la misma, a una defectuosa configuración de los equipos de los usuarios o a su insuficiente capacidad para soportar los sistemas informáticos indispensables para poder hacer uso del servicio.

Los usuarios y, en general, aquellas personas que se propongan establecer un hiperenlace entre su página web y el portal deberán cumplir las condiciones siguientes:

El hiperenlace únicamente permitirá el acceso a la home page o página de inicio del portal, pero no podrá reproducirlas de ninguna forma;

No se creará un frame sobre las páginas web del portal;

No se realizarán manifestaciones o indicaciones falsas, inexactas o incorrectas sobre OCU y/o OCU Ediciones, S.A.;

No se declarará ni se dará a entender que OCU Ediciones, S.A. ha autorizado el hiperenlace o que ha supervisado o asumido de cualquier forma los servicios ofrecidos o puestos a disposición de la página web en la que se establece el hiperenlace;

Excepción hecha de aquellos signos que formen parte del mismo hiperenlace, la página web en la que se establezca el hiperenlace no contendrá ninguna marca, nombre comercial, denominación, logotipo, eslogan u otros signos distintivos pertenecientes a OCU y/o OCU Ediciones, S.A.;

La página web en la que se establezca el hiperenlace no contendrá informaciones o contenidos ilícitos, contrarios a la moral y a las buenas costumbres generalmente aceptadas y al orden público, así como tampoco contendrá contenidos contrarios a cualesquiera derechos de terceros.

El establecimiento del hiperenlace no implica en ningún caso la existencia de relaciones entre OCU Ediciones, S.A. y el propietario de la página web en la que se establezca, ni la aceptación y aprobación por parte de OCU Ediciones, S.A. de sus contenidos o servicios. OCU Ediciones, S.A. no se responsabiliza en modo alguno ni garantiza la calidad, exactitud, fiabilidad, corrección o moralidad de los citados contenidos o servicios que el establecimiento del hiperenlace pueda ofrecer. Los usuarios aceptan expresamente dejar exenta a OCU Ediciones, S.A de cualquier responsabilidad relacionada con el establecimiento del hiperenlace. El usuario asume bajo su exclusiva responsabilidad las consecuencias, daños o acciones que pudieran derivarse del acceso a la página web del hiperenlace.