Noticias

Dieta alcalina, mucha charlatanería

15 marzo 2016
Dieta alcalina, mucha charlatanería

Seguro que has oído hablar de esta dieta capaz de ayudarte a adelgazar, desintoxicarte... e incluso prevenir y curar el cáncer. Pero, ¿hasta qué punto estamos hablando de una dieta milagro? A decir verdad, la dieta alcalina tiene más de charlatanería que de evidencia científica.

¿En qué consiste esta dieta?

La dieta alcalina se basa en el consumo de alimentos alcalinos (sobre todo vegetales) para aumentar el pH de nuestro organismo y protegerlo de algunas enfermedades como el cáncerY dicho así… ¿quién se va a resistir a esta dieta tan beneficiosa? A pesar de que el mensaje es bastante alentador, también es falso.

  • El pH de la sangre varía muy poco y se encuentra en valores ligeramente alcalinos (alrededor de 7,4). La alimentación influye mínimamente en este valor.
  • Por otro lado está el pH de la orina, que puede cambiar y verse afectado por nuestra dieta y oscila entre 4,6 y 8. Si seguimos una dieta rica en frutas o verduras, el pH de la orina aumentará. En cambio, si la dieta es rica en carne, el pH disminuirá.

Desintoxicación... ¿o recurso publicitario?

¿Y qué hay de su efecto desintoxicante? Pretender que esta dieta nos permite desintoxicar el organismo a través de la orina es un mero reclamo propagandístico.

Una de las funciones de la orina es la eliminación de desechos fisiológicos que, en condiciones normales, no tienen por qué ser sustancias tóxicas. Por otro lado, la secreción de desechos no está vinculada con el pH de la orina, al contrario, éste es consecuencia de la limpieza. Es decir, esta dieta alcalina recurre a una justificación científica para argumentar su eficacia, como es habitual en las dietas milagro. Porque es otra dieta milagro más.

Vegetales sí, alcalina no

En resumen, esta dieta alcalina es una más, probablemente con ella puedas perder peso, pero a costa de pagar un precio muy alto: económico y de salud.

Proponer para perder peso una dieta muy hipocalórica no tiene ningún mérito: si se sigue una dieta solo a base de frutas y verduras, eliminando los productos cárnicos, lácteos, grasas, azúcar, algunas legumbres y los productos a base de harinas refinadas, lo normal es perder peso, pero eso no es adelgazar bienLo importante es proponer una dieta que además de perder peso de forma saludable, permita mantener en el tiempo esa pérdida de peso, evitando el temido efecto yo-yo

Es cierto que nuestra dieta habitual se caracteriza por un exceso de proteínas (sobre todo de origen animal), y por ser muy rica en grasas, azúcares y en sal. Y no es menos cierto que es necesario volver a un equilibrio en la variedad de nuestros alimentos dando más protagonismo a las verduras, frutas, legumbres y cereales integrales, pero seguir una dieta rica en vegetales no es lo mismo que adoptar esta dieta alcalina. 

Perder peso sin perder salud

Si quieres perder peso, lo primero es revisar tus hábitos alimentarios: quizá descubras tú mismo el por qué de esos kilos de más, y corrigiendo algunas prácticas (el picoteo, el abuso de dulces) reduzcas la ingesta calórica. Eso, en combinación con un aumento del ejercicio, puede hacer que adelgaces.

En cualquier caso, si te planteas empezar una dieta, acude a un dietista-nutricionista. Un profesional sabrá aconsejarte qué dieta te conviene más seguir. 

Mantente bien informado consultando nuestro especial

Adelgazar