Informe

Cómo adelgazar (…y no volver a engordar)

7 febrero 2012
Cómo adelgazar (…y no volver a engordar)

¿Quiere perder peso? ¿Va a ponerse a dieta? Le explicamos cómo adelgazar, simplemente modificando sus hábitos, combinando una alimentación sana y equilibrada con algo más de ejercicio. Adaptar unos principios básicos le servirá para adelgazar… y, lo que es más difícil, ¡para mantenerse!

Medicamentos: sólo bajo control de un profesional

Los medicamentos para adelgazar se presentan como otra posible alternativa para perder kilos.

El tratamiento de adelgazamiento con medicamentos sólo debe iniciarse después de que haya transcurrido, sin éxito, un periodo variable de dieta hipocalórica combinada con ejercicio e intento de modificación de hábitos.  

Desde la retirada de la sibutramina de las farmacias, sólo hay un principio activo indicado para adelgazar. Se trata de orlistat, que se presenta en dosis de 60 mg (Alli®) y 120 mg (Xenical®).

A principios de 2010 la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) recomendó la suspensión de la comercialización de la sibutramina, principio activo del medicamento Reductil® 

Esta suspensión cautelar de la comercialización de Reductil® se basa en la evaluación de los últimos estudios que analizaban el riesgo/beneficio de la sibutramina, y que mostraban que los pacientes tratados con sibutramina tienen un mayor riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares. Este mayor riesgo contrasta con la observación de que tras el tratamiento a largo plazo, la pérdida de peso conseguida con sibutramina es inferior a la esperada. En vista de que los beneficios son menores que los riesgos potenciales, la Agencia de Medicamento ha decidido la suspensión de la comercialización del medicamento Reductil®, efectiva desde el 01 de febrero del 2010.

Orlistat

El orlistat impide la absorción del 30 % de las grasas ingeridas, que son eliminadas con las heces. Los efectos adversos, de carácter leve a moderado, desaparecen con el uso prolongado. Son de carácter gastrointestinal (manchas oleosas procedentes del recto, flatulencia con descarga fecal, urgencia fecal, heces grasas, evacuación oleosa). Además, el uso de orlistat puede disminuir la absorción de vitaminas liposolubles.

Está autorizado hace más de diez años bajo el nombre de Xenical® y a una dosis de 120 mg por cápsula. En estas condiciones, está indicado, sólo bajo prescripción médica, para pacientes con un Índice de Masa Corporal igual o superior a 30, o incluso 27 si existen otros factores de riesgo asociados.

La Agencia Europea del Medicamento autorizó en el primer semestre de 2009 la venta de Alli® sin receta, que contiene la mitad de dosis de orlistat que el medicamento Xenical®.

Este fármaco está indicado para personas con un Índice de Masa Corporal igual o superior a 28, el tratamiento no debe superar los 6 meses, y ha de ir acompañado de una dieta y ejercicio. Pero tiene inconvenientes: entre otros, no es adecuado para menores de 18 años y provoca molestos problemas gastrointestinales.

En opinión de la OCU, la venta de este medicamento sin receta médica no beneficia a las personas con sobrepeso u obesidad, y en cambio expone a la población de manera innecesaria a los efectos adversos del medicamento y alimenta la idea, falsa, de que el sobrepeso se puede resolver a base de pastillas y sin supervisión médica. Además, al poder adquirirse sin receta existe el riesgo de que los adolescentes o personas con trastornos alimentarios abusen de él.

En el inicio de la campaña publicitaria de Alli, la OCU alertó a los consumidores (¿Alli para adelgazar? inaceptable para la OCU) de los limitados beneficios que tiene este fármaco para perder peso y de su molestos y, a veces, graves efectos adversos. Además, la OCU mostró su preocupación por el cambio de estatus de este medicamento al pasar de ser medicamento con prescripción a sin receta y el riesgo de que cualquier persona pudiera acceder a Alli aun sin estar indicado en su caso. De hecho el uso de orlistat ha demostrado tener más efectos adversos de los esperados en un principio, lo que ha obligado a incluir en su prospecto más información relativa a seguridad.

Según las agencias reguladoras del medicamento y el laboratorio responsable de Alli, su buen uso queda garantizado por la labor del farmacéutico, quien debe asesorar y llevar a cabo una correcta dispensación del mismo, algo que no ocurre en la práctica como deja en evidencia el estudio presentado en OCU Alli se vende a quien no necesita adelgazar.

 


Al servicio de 345.000 socios.